¿Alguna vez saltaría usted de un avión sin tener ningún paracaídas? ¿Prendería fuego al único puente que le permitiese escapar de una isla llena de caníbales? ¿Dormiría una larga y placentera siesta en el interior de la boca de un león? Pues bien, si nunca en la vida haría una de estas cosas, ¿por qué insiste entonces hacer algo mucho peor? ¿Por qué insiste en vivir dentro de una ECONOMÍA INSOSTENIBLE? Si aún así insiste en continuar como hasta ahora, trate de observar con atención la realidad que le rodea y sepa cómo atrasar lo más posible el inevitable desastre...

19 mar. 2010

Crecimiento económico negativo

La vida bacteriana de la especie humana.

¿Qué tienen en común la vida de las bacterias y la vida de la especie humana? En realidad, mucho más de lo que se podría pensar en un primer momento. Para comprender adecuadamente esta cuestión, basta realizar un simple experimento: consiga una pequeña caja de plástico que sea hermética, llene su fondo con un gel rico en alimento, agítela durante unos momentos en el aire junto a una ventana para que entren en ella algunas bacterias, cierre entonces la caja y póngala sobre una estufa durante unos días. ¿Qué ocurrirá al cabo de ese tiempo? Las bacterias que se alojaron en el interior de la caja, teniendo tanto alimento disponible, comenzarán a multiplicarse rápidamente. El crecimiento será tan rápido que en pocos días aparecerán unas pequeñas manchas, visibles a simple vista, que no serán otra cosa que colonias de bacterias en plena expansión. Días más tarde, esas manchas habrán crecido tanto que llegarán a ocupar todo el fondo de la caja, creando sobre él una densa capa formada por miles de millones bacterias.

Pero es precisamente en ese momento, cuando las bacterias ocupan ya todo el fondo de la caja, extrayendo del gel todos los nutrientes existentes, que esos mismos nutrientes se agotarán. Es entonces, sin ningún otro alimento disponible, que la densa masa de bacterias morirá. Poco tiempo después apenas restará sobre el fondo de la caja unos pocos restos casi transparentes de miles de millones de bacterias muertas.

Este simple experimento nos permite comprender la esencia misma del crecimiento continuo defendido por la ECONOMÍA INSOSTENIBLE. Podemos decir que la vida humana de hoy en día no se diferencia en nada de la vida de las bacterias de este experimento. Hombres modernos y bacterias actúan con el mismo propósito, demostrando igual grado de inteligencia y sofisticación. El único objetivo de ambos consiste en crecer desenfrenadamente hasta agotar todos los recursos disponibles. Y en ese momento, morir masivamente dejando apenas unos pocos rastros.

Si usted vive dentro de una ECONOMÍA INSOSTENIBLE y pretende evitar sus más trágicas y nefastas consecuencias, tendrá que esforzarse por ser algo más inteligente que una bacteria.





El inexcusable crecimiento de los enanos.

La obsesión de la ECONOMÍA INSOSTENIBLE es sólo una: crecer indefinidamente. Así, cuando la economía aumenta en volumen, se dice que la economía experimenta un "crecimiento positivo". Y cuando disminuye en volumen, por más extraño que pueda parecer, se dice que experimenta un "crecimiento negativo". Es decir, la economía crece siempre. Crece incluso cuando disminuye.

¿Y qué ocurre cuando la economía se mantiene simplemente estable, cuando no aumenta ni disminuye? En ese caso, se dice que la economía sufre una "desaceleración en su crecimiento". Es decir, pase lo que pase con la economía, no se concibe que ésta pueda llegar a no crecer. La economía mundial puede bajar, subir, volver a bajar, bajar aún más, mantenerse estable… pero con ello demuestra estar siempre en crecimiento.

Dentro de la ECONOMÍA INSOSTENIBLE, la expresión “decrecimiento económico” es considerada como una especie de tabú. Pensar que la economía pueda no estar a crecer en un determinado momento es visto como una especie de obscenidad. De igual forma, los enanos deben ser considerados como “gigantes en proceso de crecimiento”, pues resulta impensable imaginar que no estén destinados a alcanzar la altura de una montaña.

Esta tremenda obsesión por el crecimiento obedece a una razón muy simple. Al igual que un ciclista necesita estar siempre en movimiento para mantenerse en pie, cualquier ECONOMÍA INSOSTENIBLE, precisamente por ser insostenible, sólo será capaz de mantenerse en pie mientras se mantenga en movimiento, es decir, mientras crezca. Únicamente una constante hipertrofia y el agotamiento desenfrenado de todos los recursos existentes pueden conseguir que la economía se mantenga en pie durante algún tiempo más.

Este imprescindible crecimiento tiene, por otra parte, su lógica consecuencia: hacer crecer también todo aquello que es propio de la ECONOMÍA INSOSTENIBLE. Es el caso, por ejemplo, de las desigualdades sociales. Cuanto mayor sea el crecimiento, mayor serán las injusticias sociales. Mayores serán las vicisitudes existenciales de las personas que viven en los países pobres y de las personas más pobres de los países ricos.

Si usted insiste en vivir en una ECONOMÍA INSOSTENIBLE, haga entonces un esfuerzo para encontrarse siempre en un país rico. Y muy especialmente, intente pertenecer siempre a la clase social más rica, lujosa y superflua. Una vez conseguido este objetivo, podrá llevar una vida completamente frívola disfrutando de todas las ventajas de la economía.






Cómo triunfar socialmente.

La mejor forma de triunfar dentro de la ECONOMÍA INSOSTENIBLE es demostrar que se está siempre en continuo crecimiento. Por ello, si usted desea triunfar, lea con atención los siguientes consejos:

1- Crezca en longitud. Cada mañana, al levantarse, cuélguese por las manos del techo como si fuese un jamón. Permanezca así, cada día, durante varias horas hasta que note que su estatura comienza finalmente a crecer. O bien hasta que empiece a secarse demasiado.

2- Crezca en anchura. Cuando vaya a comer, no se limite a servirse un único plato. Coma siempre tres o cuatro veces la cantidad que pensaba comer inicialmente. No deje tampoco de comer todos los postres existentes. De esta forma su perfil crecerá rápidamente hasta igualarse al de un hipopótamo salvaje. Tenga luego cuidado, no obstante, para no bajar rodando todas las calles en pendiente.

3- Crezca en volumen. Antes de acostarse, sométase a fuertes radiaciones ultravioleta hasta conseguir uno o varios tumores. Deje luego que los tumores crezcan libremente y se multipliquen por todo su cuerpo, aumentando el volumen de todos sus órganos. No se preocupe si esto afecta o no al funcionamiento de determinados órganos considerados vitales. El cerebro, por ejemplo, es hoy en día perfectamente prescindible.

Siguiendo estos tres simples consejos usted conseguirá tener un crecimiento tan rápido, inteligente y eficaz como el de la ECONOMÍA INSOSTENIBLE. Pase entonces a exhibirse frente a todos sus conocidos. Todos le admirarán y desearán parecerse con usted.

Aunque si, por cualquier motivo, no consigue crecer tanto como esperaba, no se desanime. Usted puede encontrarse, debido a la coyuntura, en una etapa de desaceleración de su crecimiento. Si por el contrario usted empieza a encoger, o incluso a arrugarse, sepa que está atravesando una breve época de crecimiento negativo, estando seguramente próxima la recuperación de su crecimiento. Ante sus conocidos, no deje nunca de defender que está creciendo. Incluso si una apisonadora le acaba de pasar por encima, considere eso como una coyuntura especial en su crecimiento. Su dignidad social y económica está en causa.